Tecnología para la crisis

La nueva forma de afrontar las crisis

El impacto de las crisis y las consiguientes políticas de reducción de gasto o redireccionamiento del mismo son por tanto tan reales como la muerte o los impuestos.

Sin embargo, las crisis tienen una vertiente positiva incuestionable: nos hacen superar nuestras propias limitaciones, nos espolean y agudizan nuestro ingenio para evolucionar, crecer o simplemente mantenernos.

En este horizonte parece sensato apoyarse hoy más que nunca en las nuevas tecnologías y en especial en las Tecnologías de la Información y la Comunicación, (TIC). Estas tecnologías han sido protagonistas del desarrollo experimentado por la sociedad moderna y son el principal desencadenante de nuestro "esparcimiento virtual".

Ahora con las redes sociales las noticias nos llega de una forma inmediata, nos enteramos en cuestión de minutos del "nuevo virus" originado en otro continente, hemos seguido de cerca como ha ido creciendo y como los países han controlado este nuevo brote llamando COVID19, también nos enteramos que pronto se convirtió en una pandemia, pero también se expandió el miedo en toda la población. En mi percepción hoy estamos mas preparados para afrontar estas crisis y en en medio de esta tormenta de información, encontramos buenas noticias:

Cientos de científicos de todo el mundo compartiendo información de forma abierta sobre las secuencias genéticas del virus y sus mutaciones.
Una comunidad de innovadores y makers que se lanzan a construir respiradores de bajo costo, ante la falta de material en los hospitales.
El motor de inteligencia artificial de IBM, Watson, que analiza más de 8.000 combinaciones y obtiene 70 posibles moléculas para generar una vacuna. En apenas 4 semanas.
Diferentes kits para pruebas del virus desarrollados por start-ups, que reducen el riesgo de los profesionales sanitarios ante potenciales pacientes, acelerando la información.
O una app en Corea, desplegada a la velocidad del rayo, con un autotest y geolocalización, que mediante análisis big data permitía al gobierno identificar mapas con focos de los virus.

Estos ejemplos tienen dos enormes lecciones:
Uno: Responden a una gran misión inspiradora. Controlar una pandemia mundial. Y eso moviliza a la comunidad como nada.
Dos: Están impulsados por personas. Que utilizan la tecnología disponible y abierta, de forma colaborativa para resolver el problema.

Saldremos de esta.Porque hay personas con enorme capacidad, trabajando en desarrollar soluciones (científicos e innovadores) y en aplicarlas (personal sanitario)